Un concentrado es un producto derivado de la planta de cannabis que contiene niveles extraordinariamente altos de THC. El contenido de THC generalmente varía de aproximadamente 40-80%, que es cuatro veces más fuerte que la marihuana de alto grado, que contiene aproximadamente un 20% de contenido de THC. Los concentrados de cannabis pueden estar en forma de hash, BHO (aceite de hash de butano), resinas y tinturas. Debido a su disponibilidad en una amplia variedad de texturas, los concentrados se consumen de varias maneras, como el vapeo, para obtener más información consulte esta  guia de hierba y concentrados.

¿Por qué concentrados?


Los concentrados de cannabis ofrecen muchos beneficios únicos en comparación con el consumo de flores o cepas de cannabis. Algunos de estos beneficios incluyen:


1. Contiene solo los compuestos más útiles.

Los concentrados se procesan para mantener solo los compuestos más deseables como los cannabinoides y los terpenos de la planta de cannabis. Todos los demás compuestos y el exceso de materia vegetal se eliminan. Esto también significa menos alquitrán y menos químicos nocivos, ideal para consumidores conscientes de la salud.


2. Aumenta la potencia Debido a la presencia de altos niveles de THC,
cannabinoides y terpenos, los concentrados son muy potentes en comparación con las flores de cannabis. El hachís y las tinturas tienen bajo THC en comparación con otros concentrados. Si eres nuevo en los concentrados, es mejor comenzar con una dosis baja y gradualmente subir.

3. Acción rápida

Uno de los beneficios significativos de consumir concentrados es su rápido tiempo de inicio. Además de una dosificación fácil y precisa, la tasa de absorción de concentrados en su cuerpo es extremadamente rápida, por lo que los efectos que siente y experimenta ocurren casi de inmediato. No tiene que sentarse y esperar a que los resultados entren en acción; todo el proceso lleva solo unos segundos de principio a fin.

4. Efecto de larga duración

Además de la alta biodisponibilidad, los efectos de los concentrados generalmente duran más en comparación con el consumo de flores de cannabis. Su efecto puede durar de 1 a 3 horas, dependiendo de la tolerancia individual, el tipo de concentrado utilizado y el método de consumo.

Factores importantes para el cultivo de cannabis

La marihuana se cultiva en todo el mundo, pero el proceso de cultivo para concentrados varía en comparación con el cultivo de flores o cepas. Según un estudio, los consumidores de concentrados generalmente prefieren el cannabis de alta resistencia, por lo que existe la necesidad de cultivar cannabis de alta calidad. Estos son algunos factores necesarios para el cultivo de cannabis de buena calidad para la producción de concentrado.

1. Elegir las semillas correctas

Los genes de tu planta son el factor más importante para determinar la calidad y la potencia de tu cannabis. No puede hacer nada para aumentar o mejorar los genes de sus plantas. Entonces, si está tratando de obtener plantas de alta calidad con altos niveles de THC y potencia, debe comenzar con semillas de alta calidad. Alternativamente, puede clonar una planta, asegúrese de elegir una que haya desarrollado raíces sólidas.

2. Gran cantidad de tricomas

Un factor esencial a tener en cuenta para el cultivo de cannabis es que la planta debe tener una gran cantidad de tricomas. Los tricomas son pequeñas glándulas de resina en la flor de cannabis que le dan su sabor y aroma únicos. Los tricomas también protegen las plantas de cannabis de insectos, animales, rayos UV e incluso algunas variedades de hongos.

3. Manipular temperatura y humedad

Si está considerando el cultivo en interiores, asegúrese de mantener los niveles adecuados de temperatura y humedad, ya que incluso las más pequeñas fluctuaciones pueden tener un impacto drástico. Los niveles adecuados de temperatura y humedad en la etapa de floración aumentan la producción de resina y evitan que el olor se queme mientras se fuma. Además, asegúrese de que haya suficiente disponibilidad de CO2, ya que juega un papel vital en la salud y el crecimiento de las plantas.

4. Subministrar nutrientes adecuados


Puede elegir entre una amplia variedad de nutrientes, desde hidropónicos hasta nutrientes orgánicos. Durante la fase de «crecimiento», se prefieren nutrientes con alto contenido de nitrógeno para el crecimiento vegetativo, mientras que los nutrientes con alto contenido de fósforo ayudan al desarrollo de las flores. Los cultivadores primerizos que usan el suelo como su medio de cultivo deben apegarse a los fertilizantes y nutrientes orgánicos. Sin embargo, si está buscando aumentar la cantidad de terpenos en su rendimiento, intente tratar las plantas con agua limitada y sin nutrientes. Al hacer esto obtendrá un alto contenido de tricromo de terpeno y THC que permite una mejor extracción.

5. Poda regular


La poda regular asegura que haya un rendimiento máximo mientras se asegura de que todas las plantas reciban la misma luz. La mayoría de los productores prefieren dejar que sus plantas crezcan naturalmente, ya que el proceso de poda de la marihuana es delicado. Y si no conoce el proceso, puede terminar dañando la planta. Pero la poda regular de manera controlada y moderada puede proporcionarle las plantas más saludables con un alto contenido de THC.

6. Obtenga el flujo de aire correcto


Un buen flujo de aire aumenta el tamaño y la densidad de sus brotes. Además, el cannabis es polinizado por el viento, por lo que un buen flujo de aire también puede aumentar su rendimiento. Los hongos, mohos y hongos tienen más probabilidades de crecer en espacios cerrados con un flujo de aire mínimo. Además, en un área pequeña, las plantas pueden no obtener el nivel requerido de dióxido de carbono para su máximo crecimiento.

7. Garantizar una iluminación adecuada


La iluminación es un factor esencial cuando se cultiva marihuana. La planta de cannabis requiere una fuente abundante de luz colocada a una distancia razonable de ella. La iluminación inadecuada y de bajo grado afecta el crecimiento tanto en términos de tamaño como de velocidad. La iluminación también juega un papel crucial en la calidad de las cepas. Si usa luz artificial, asegúrese de que sea solo luz fluorescente.

8. Pozo de agua


Asegúrate de que tu maceta tenga algunos agujeros en la parte inferior. Si no es así, encuentre uno con agujeros o taladre agujeros en el existente. Riegue a fondo hasta que el suelo se sienta húmedo o hasta que el agua comience a gotear de las tuberías de drenaje en el fondo de las macetas. El número de veces que sus plantas necesitan riego puede variar, pero alternar entre cada día y una vez cada tres días funciona para casi todas las plantas.

9. Fertilizantes


Puede agregar fertilizantes a su suelo para aumentar los nutrientes y agregar suplementos al suelo. Asegúrate de no usar fertilizante hasta que tus plantas tengan una semana de edad. Si ha replantado una planta, se deben evitar los fertilizantes hasta 10 días. Si ve hojas nuevas que crecen de puntas secas o distorsionadas, evite usar fertilizantes hasta que estén completamente desarrolladas.

10. Factores adecuados posteriores a la cosecha


La cosecha y el recorte determinan casi el 50% de la apariencia final de su cepa. La cosecha demasiado temprana puede afectar la calidad y la potencia del cannabis. Por supuesto, no es preferible esperar demasiado, ya que la cosecha tardía puede incluso afectar la resistencia. Además, la cosecha al amanecer asegura que obtienes muchos terpenos porque las plantas producen terpenos por la noche, que nuevamente se evapora durante el día. Podar o recortar aumenta las flores y agrega volumen a los brotes. El secado / curado adecuado intensifica el olor y aumenta la potencia del brote.

La cantidad de concentrado que se puede extraer del cannabis es uno de los rasgos más preferidos en el cultivo de cannabis para la producción de concentrado. Se necesitan alrededor de 8 gramos de brotes de cannabis para producir 1 gramo de cera o rotura. Las cepas con un alto nivel de THC, como la cepa del  cookie monster, toman menos material vegetal para producir un gramo de concentrado. Estas cepas con alto contenido de THC también contienen muchas resinas, por lo que, naturalmente, producirán un mejor rendimiento.