De nuevo parece que otra de las Comunidades Autonomas, dentro de sus compentecias, va a dar el paso por la regularizacion y normalizacion de las Asociaciones y Clubes de Usuarios de Cannabis. En concreto el Parlamento de Catalunya radifico el pasado 15 de enero unas recomendaciones, con vistas a una incipiente regulacion de los clubes de cannabis, a instancias de la Comision de Salud, aprobando 17 recomandaciones “sanitarias” diigidas, eso si, a los ayutamentos, para regular y normalizar la acividad de estas asociaciones, mas de 400 solo en esta comunidad.
Previo a la concrection de los requisitos, la resolucion aprobada por el Parlament a propuesta de la Comision de Sanidad, hace referencia y reconoce la existencia de los Clubes de Cannabis, afirma que se trata de asociaciones sin animo de lucro que se autoproveen de cannabis y lo distribuyen entre sus socios, todos ellos mayores de edad, consumidores en un ambito privado por motivos ludicos o terapeuticos. Pero sobre todo es relevante, a estos efectos, el reconocimineto de que estas asociaciones ayudan y contribuyen a la reduccion de danos sobre la salud asociados al mercado negro y a determinados usos de cannabis.
De todo este trabajo de concrecion, y sobre todo de determinacion por parte del Departamento de Salud de Catalunya en su empeno por regular los clubes de usuarios de cannabis, una de sus prioridades en los ultimo tiempos aun a pesar de las trabas del Departamento de Interior, hansido aprobadas por El Parlament y publicadas en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya las siguientes 17 recomendaciones, expuestas a continuacion.

1. Edad minima para acceder; tener mas de 18 anos.
2. Ser consumidor o consumadora habitual de cannabis
3. No ser socio o socia de ninguna otra acosiacion.
4. Acceso esclusivo a las instalaciones del local para los socios
5. Existencia de medidas de control del acceso del club
6. Ofertas de servicios de informacion y de asesoramiento profesionalizado en reduccion de riesgos y danos dirigidos a los socios (entidades especializadas), asi como de deteccion precoz, seguimiento y derivacion de consumos problematicos del cannabis.
7.Formacion en reduccion de riesgos y danos asociados al consumo de cannabis para los responsables de la dispensacion en las asociaciones y con garantias de una formacion minima anual.
8. Prohibicion del consumo de otras drogas o bebidas alcoholicas dentro de los clubes
9. Prohibicion de venta o comercialization de cualquier bien o producto consumible.
10. Condiciones de salubridad de los locales segun establezca la normativa vigente, asi como en las zonas de consumo.
11.Periodo de carencia de 15 dias desde la inscripcionde un socio o socia en una asociacion.
12. Tener el aval de otro miembro de la asociacion
13. Limitacion horaria: no se puede abrir mas 8 horas diarias, y se establece como hora limite de cierre las 22 horas, y los viernes y sabados, las 24 horas.
14. Limitacion de su ubicacion con la definicion de una destancia minima entre los diferentes clubes, y entre los clubes y los centros educativos y los servicios sanitarios.
15. Limitacion de todo tipo de publicidad de las asociaciones y de sus establecimientos, locales o clubes, y la actividades de promocion del consumo de cannabis por parte de los miembros de las asociaciones, ni a traves de carteles, ni de rotulos pubicitarios o cualquier otro soporte en papel o electronico
16. Respetar la normativa medioambiental y, particularmente, la que tiene que ve con descanso de los vecinos.
17. Inscripcion en el registro municipal de asociaciones de personas consumidoras de cannabis y en la seccion registral correspondiente del Registro de asociaciones de la Generalitat.

De entre todas estas recomendaciones, destacar, desde nuestro punt uso de vista, por ser tambien pionera en relacion con otras regulaciones ya incipientes en el resto del estado, la determinacion por formar a las personas encargadas de la dispensacion del cannabis y, el requisito no6, la importancia que se la da al hecho de brindar y ofrecer informacion relativa a la reduccion de riesgos asociados al consumo atodos los scoios usuarios. Todo esto, de estructurarse asi finalmente, supondra no solo una regularizacion y normalizacion de los clubes de cannabis, sino la creacion, junto con ellos, los clubes, de unas organizaciones que sin duda ayudaran y colaboran el la configuracion y puesta en marcha de una nueva politica de drogas que nada tiena que ver con la anterior y que esperemos consiga los objectivos esperandos, reduccion del mercado ilicito y la reduccion y normalizacion del consumo de cannabis exclusivamente a los socios. En al caso de la edad en Catalunya parece que se respeta la norma comun, tener mas de 18 anos, en otros supuestos el acceso a estas asociaciones y a sus clubes se retrasa hasta los 21 anos. La distancia entre clubes y centros o lugares donde puedan existir colectivos de personas vulnerables, prohibicion de venta de otras sustancias o productos, la limitacion horaria o la normativa ambiental son aspectos tratados ya en otra regulaciones similares, pero que como en esos casos se encuentran con el mismo problema, tienen que ser los ayutamentos los que supervisen y previamente regulen en cada municipio estos requisitos.
Como se desprende textualmente de una parte del contenido de la Resolucion “se trata de establecer criterios en materia de salud publica para orientar a las asociaciones cannabicas y a sus clubes sociales, y tambien de establecer unas condiciones para el ejercicio de su actividad para los ayutamientos de Catalunya.”
Y para finalizar, le corresponde una mencion al ultimo de los requisitos, ya que si bien es cierto que mediante un registro municipal de consumidores de cannabis, se podria tener constancia manifesta de quien es previo consumidor y quien no. No nos parece logico que en la epoca de la proteccion de datos y sobre todo en atencion al derecho a la intimidad que tiene cada persona en un estado de derecho, los usuarios se tengan que inscribir en un registo de consumidores, alguien que fume o que consuma alcohol no lo hace, no entendemos por que si lo deben hacer los usuarios de cannabis, que como cualquier otro ciudadano, en pleno uso de sus derechos y de forma totalmente libre no debiera dar ninguna explicacion al respecto mas que la que ellos mismo consideran oportua y pertinientes.
Por lo tanto, nos encontramos, ahora si, ante una normativa mas, una Comunidad que como otras previamente ha decidido empezar a normalizar y a regular una situacion que guste o no es una realidad. Se trata un paso mas, sin duda, pero teniendo presente que aun que mucho por hacer y mucho por negociar , una regulacion, a pesar de sus carencias, es mejor que nada, pero ello no puede ser una excusa para limitar aun mas la liberdad de los usuarios y los consumidores de cannabis.

Source: Cannabis Magazine